Tipos de Hipotecas

tipo hipoteca

Ya habéis venido a Inmobiliaria Playas de Mazarrón os hemos enseñado la casa junto al mar que siempre habéis soñado y ahora toca conseguir que sea de vuestra propiedad.

Desde este blog ya os hemos dado consejos sobre lo que tenéis que mirar antes de comprar una vivienda y también sobre los aspectos legales de la compra-venta. En esta ocasión, de lo que queremos informaros es del tipo de hipotecas que existen en el mercado y las ventajas de cada una por si tenéis que recurrir a ella para adquirir vuestra vivienda.

¿Qué es una hipoteca?

Si no tenemos dinero suficiente para comprar una vivienda lo más probable es que la utilicemos (hipotequemos) como garantía de que devolveremos el dinero que el banco nos ha prestado para adquirirla. Por lo tanto, cuando queremos comprar una casa y nos dirigimos al banco lo que le pedimos es un préstamo y la hipoteca del inmueble es la garantía que le ofrecemos al banco de que se le pagará el préstamo.

Hipotecar una vivienda no implica que no seamos dueños de la misma, es decir, podemos venderla, alquilarla o incluso volverla a hipotecar.

Cuando solicitamos un préstamo hipotecario el banco nos presta un dinero en base a nuestro inmueble y, por lo tanto, en el caso de no hacer frente a dicho préstamo, la entidad se podrá quedar con dicho inmueble.

Para que un préstamo hipotecario sea conforme a la ley debe hacerse una escritura pública e inscribirse en el Registro de la Propiedad.

Es aconsejable visitar diferentes sucursales bancarias para conocer las ventajas que ofrecen cada una de ellas puesto que las condiciones hipotecarias son diferentes entre sucursales.

Una vez que se haya abonado la totalidad de la deuda deberá hacerse constar en el registro y que el banco la cancele.

¿Qué tipos de hipoteca existen?

Las hipotecas se pueden dividir en función del tipo de interés, dando lugar a las hipotecas de tipo fijo, variable o mixto.

Hipoteca Fija

Es una hipoteca en la que se mantiene el tipo de interés a lo largo de todo el tiempo que dure el préstamo.
La ventaja de este tipo de hipotecas es que siempre se paga una cuota fija independientemente de las fluctuaciones del mercado.

Hipoteca Variable

Son aquellas hipotecas que están sujetas a los cambios en los intereses, es decir, la cuota no es fija y dependerá de la subida o bajada de los tipos de interés.
La ventaja es que cuando se hace la correspondiente revisión de la hipoteca y el interés está a la baja conseguiremos pagar menos en las cuotas (hasta la siguiente revisión)

Hipoteca Mixta

En este caso, el tipo de interés es fijo durante, mínimo, el primer año para pasar, posteriormente, a una hipoteca de tipo variable.
En la actualidad, con el Euribor en mínimos históricos, los bancos están ofreciendo este tipo de hipotecas en donde entre los 3 y 20 primeros años se pagaría una cuota fija y a partir de ahí una cuota variable.
La ventaja, en general y dependiendo de la financiera, suelen tener más plazo que las fijas y a un interés fijo más bajo.

Dicho todo esto solo nos queda invitaros a que nos conozcáis y a que encontréis en nosotros, además de la casa en la playa que tanto anheláis, un equipo profesional que os guiará en todo el proceso de compra-venta de vuestra vivienda.