Beneficios de vivir cerca del mar

Alguna vez hemos soñado con vivir frente al mar. Perdernos entre las calas de una costa que huele a sal y suena a sirenas. Intuitivamente respondemos a la llamada del mar, hacemos escapadas cada vez que podemos y nos rendimos a atardeceres de colores anaranjados. Si os dejáis llevar por ese saber vivir os gustará saber que la cercanía al mar proporciona muchos beneficios. Una casa cerca del mar, un balcón desde el que relajar la mirada proyectándola hacia un horizonte de tonos azules…, repercute positivamente en nuestro bienestar. Científicamente se ha demostrado que las personas que viven cerca del mar tienen, de momento, una impresión más positiva respecto de su salud física y mental. Si bien, este dato puede resultar algo subjetivo respecto de los individuos a los que se les preguntó, existen otros datos, esta vez objetivos, que mantienen la teoría de los beneficios de vivir cerca del mar. Os describimos algunos de ellos:

  • Alivio de los problemas derivados de las articulaciones. Caminar descalzos por la arena proporciona sensaciones de bienestar en las articulaciones motoras: cadera, rodilla y pie.
  • Facilita la relajación. ¿Cuántos CD, o clases de Yoga se realizan con esa música de sonidos de oleaje, gaviotas y brisa?. El sonido del mar ayuda a relajarnos, favorece un ritmo cardiaco más lento y baja la presión sanguínea. El estrés está fuera de cualquier entorno marítimo. Hay datos que confirman que la ionización negativa de la brisa permite que aumenten los niveles de serotonina y se obtenga una disminución de la ansiedad.
  • Si nuestro organismo padece trastornos respiratorios, el mar contribuirá a que nos sintamos mejor. Respirar la brisa del mar, poseedora de alto contenido mineral, mejora las condiciones de pacientes con patologías asociadas a problemas respiratorios. No es por casualidad que las congestiones nasales que sufrimos durante un resfriado se alivien con tratamientos que incluyen yodo en su composición.
  • Mejora del sistema inmunitario. El yodo es un aliado frente a las infecciones, limitador del crecimiento bacteriano. Mantiene, también, una relación directa con la salud de la tiroides. Una deficiencia en yodo provoca una baja inmunológica general. El mar y su brisa contienen tan necesario micromineral.
  • La presión arterial también se ve afectada dependiendo de dónde residamos. Mientras que las zonas altas provocan que la presión arterial se eleve, los lugares que se encuentran a nivel del mar reducen la tensión arterial. Las personas que sufren de hipertensión cuando pasan estancias cerca del mar, en algunos casos, pueden llegar a rebajar la ingesta de medicamentos que utilizan para controlar la tensión alta.
Estos son sólo algunos ejemplos de los beneficios que provoca tener una residencia cerca del mar. De cada uno de ellos se derivan más beneficios como una mejora cicatrización de las heridas por efecto del yodo del mar, una tonificación muscular al realizar actividades como la natación, un mayor sentimiento de bienestar… Si dudabais en tener una segunda residencia o retiraros a un lugar alejado del estrés que provoca la ciudad, os invitamos a que aprovechéis los beneficios que provoca vivir cerca del mar para alejar cualquier tipo de duda. Daros una oportunidad de conocer espacios tan cargados de paisaje y naturaleza como los que os pueden ofrecer las playas de Mazarrón para hacer realidad ese sueño que siempre hemos tenido todos de despertarnos con un precioso amanecer. Beneficios de vivir cerca de la costa

Lista de Deseos 0